Una campaña de hombres lobo por el Párkinson

En el año 1985, Michael J. Fox estrenaba Teen Wolf, su segundo éxito cinematográfico en el  que interpretaba a un hombre lobo. Siete años más tarde, a Fox le era diagnosticado Párkinson. Ahora, la Asociación de Párkinson de Alicante ha decido tomarle como ejemplo en su lucha por hacerse más visibles y se han rebautizado como la Asociación de Ex Hombres Lobo.

“La gente sabe poco de la enfermedad, pero sí que la sufre el actor Michael J. Fox. Así, quisimos jugar con la disparatada conclusión de que quizá el Párkinson sea un efecto secundario que sólo sufren quienes han sido hombre lobo, y a partir de ahí se realizó la campaña”, explica Noel Lang, uno de los creadores del curioso proyecto.

Esta campaña surgió con la intención de llamar la atención para captar nuevos socios y  recaudar fondos ya que éstos se habían visto afectados por recortes en Sanidad. Al principio la iniciativa no contó con el apoyo de todos los asociados, pero finalmente cayeron en la cuenta de que debían salirse de lo habitual para llamar la atención.

El Párkinson es la enfermedad neurodegenerativa que más personas sufren después del Alzheimer. En España hay unos 150.000 ex hombres lobos, 9.000 de ellos en la provincia de Alicante.

El principal problema para curar esta enfermedad es que los síntomas se manifiestan una vez se produce una importante pérdida de neuronas. Esta pérdida neuronal se localiza en la zona de unión entre el cerebro y la médula espinal, es decir, el tronco del encéfalo. Ellas son las encargadas de controlar y coordinar los movimientos.

A medida que dichas neuronas desaparecen, se deja de producir una sustancia llamada dopamina. La dopamina es un aminoácido que, en el cerebro, actúa como neurotransmisor, es decir, su función es transportar información desde un grupo de neuronas a otro a través de mecanismos químicos y eléctricos que forman entre sí un circuito de conexiones.

Al degenerarse las neuronas se reducen los niveles de dopamina y aparecen los trastornos característicos de la enfermedad: temblores, rigidez, lentitud motora y mental, bloqueos y alteraciones psicológicas.

La Asociación de Parkinson de Alicante, ahora Asociación de Exhombres Lobo, lleva en marcha desde 2002; y solo el año pasado atendió a 215 personas. Según la Federación Española de Parkinson (FEP), la función de estas asociaciones el vital porque ellas son las que asumen el coste del tratamiento terapias rehabilitadoras, a pesar de que están incluidas en el catálogo de prestaciones y servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) desde 2006.

Cualquiera que quiera colaborar en la lucha contra la enfermedad que  aún no tiene cura puede hacerlo a través de su web, y llevarse a cambio una camiseta y taza original de ex hombre o mujer lobo. O también, unirse al primer ex hombre lobo, Michael J. Fox, quien no ha dejado de luchar por descubrir más sobre esta enfermedad y hace ya 13 años que creó The Michael J. Fox Foundation.

 Rocío Ros Rebollo

Quant a Rocío Ros Rebollo

Nacida en un pequeño pueblo costero, criada por una familia trabajadora. A los 18 me marché a la maravillosa ciudad de Valencia para vivir tres años inolvidables en los que, además, me gradué como periodista; no sin antes poder disfrutar de un Erasmus en Bélgica donde, entre otras muchas cosas, pude añadir el francés a mi lista de idiomas, junto al inglés y el valenciano. Ahora, con veintipocos años, hago lo propio: buscar mi hueco. Espero que os den que pensar las palabras de este blog.
Vídeo | Aquesta entrada ha esta publicada en Medicina. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s