El VPH provoca la infección de transmisión sexual más común en todo el mundo

· En España, tres de cada diez mujeres adolescentes está infectada por el VPH

 En la última década, el virus del papiloma humano (VPH) ha sido uno de los temas más candentes en cuanto a actualidad médica se refiere; dado que se ha descubierto que además de provocar el cáncer de cuello uterino, también es el causante de cáncer de pene, vulva, ano y vagina.

El cáncer de cuello de útero es el segundo más frecuente en el mundo en las mujeres de edades comprendidas entre 15 y 44 años. Cada año se diagnostican 530.000 casos en el mundo, la mitad de los cuales son mortales. Solo en España se contabilizan 2.100 nuevos casos de este tipo de cáncer al año, con 740 muertes.

Hasta hace unos meses, se creía que la prevalencia del virus del papiloma humano en las mujeres españolas era de un 3% y un 17%. Sin embargo, los resultados de “Cleopatre” (el primer estudio epidemiológico hecho a gran escala en el Estado Español sobre la presencia del virus del papiloma humano  entre la población femenina) ha revelado que la infección por VPH es mucho más frecuente de lo que hasta ahora habían estimado los expertos, especialmente entre las mujeres jóvenes.

Así, según este estudio realizado en 3.200 mujeres y llevado a cabo por el equipo del programa de cáncer y infecciones del Instituto Oncológico Catalán (ICO), el 14% de las mujeres de entre 16 y 65 años está infectada por el papiloma, un porcentaje que se dispara y se eleva hasta el 29 % en el grupo de jóvenes de 18 a 25 años.

Casi dos millones de mujeres españolas están hoy en día afectadas por el papiloma, un virus que frecuentemente pasa desapercibido porque no suele mostrar síntomas ni molestias. El síntoma más habitual es la aparición de verrugas en la zona genital, unas protuberancias con aspecto de coliflor que pueden encontrarse tanto en los genitales de las mujeres (cuello del útero, vagina y ano) como de los hombres (pene y ano).

Si el nivel de prevalencia de este virus puede resultar preocupante, lo es más por cuanto el 84% de todos los genotipos  de este virus detectados son de alto riesgo o, lo que es lo mismo, potencialmente cancerígenos. El genotipo más frecuente en las mujeres españolas es el VPH16, el principal causante de los canceres de cuello uterino, seguido del VPH6 y el VPH11 que generalmente provocan verrugas genitales.

Sin embargo, no hay que hacer saltar las alarmas. En la mayoría de ocasiones (cerca del 80% de las personas infectadas), el virus del papiloma genital desaparece espontáneamente sin dejar secuelas. En el 20% restante, el virus permanece de forma latente en el organismo, de forma latente en el organismo, a menudo durante años, aunque sin causar problemas.

Sólo en un 5% de los casos, el virus del papiloma humano puede causar una serie de cambios celulares en el cuello del útero que con el tiempo podrían causar un cáncer en esta zona, y con menor frecuencia, en el pene, vulva, ano, vagina, boca, laringe y faringe.

Vanessa Pérez

Aquesta entrada ha esta publicada en Biologia, Medicina. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s