Ideas sencillas para acabar con el hambre

Image

“La desnutrición en el mundo se puede combatir, es sólo cuestión de prioridades”. Así comienza el estudio publicado hace apenas dos días por UNIFEC en el que demuestran que la desnutrición infantil es una lucha que las sociedades comienzan a ganar. El fomento de la educación y la implicación y coordinación de los gobiernos y las instituciones internacionales ha sido la clave que ha permitido que en los últimos años la mortalidad infantil provocada por una falta grave de nutrientes se haya reducido considerablemente. Por ello, desde esta organización dependiente de las Naciones Unidas han querido mandar un mensaje positivo con el que incentivar a la población y a las sociedades a seguir luchando unidas: es posible acabar con el hambre infantil.

Pese a todo, las cifras publicadas por UNICEF no dejan de ser devastadoras: uno de cada cuatro niños en el mundo (165 millones para ser más concretos) sufre desnutrición crónica y casi el 80% de ellos se localizan en apenas 14 países. Aunque no hay que olvidarse de los miles de niños que cada año quedan fuera de las estadísticas por sufrir este problema –tan habitualmente asociado a los países más subdesarrollados–, en los países del mundo con mayor Renta Per Cápita.

Para el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, luchar contra la desnutrición infantil se ha convertido en una prioridad fundamental para reducir no sólo la mortalidad en los países más afectados, sino también para lograr un mayor desarrollo de estas sociedades, ya que, según los expertos, la desnutrición crónica “puede eliminar oportunidades en la vida de un niño y también oportunidades de desarrollo de una nación”.

Esto es así porque la carencia alimentaria de los niños más desfavorecidos no implica sólo la baja estatura de quien la sufre, sino que la ausencia durante un tiempo prolongado de nutrientes básicos para el desarrollo humano puede conllevar retrasos en el desarrollo cerebral, la reducción de la capacidad cognitiva, aumentar el resigo de contraer enfermedades y, por encima de todo, provocar la muerte de miles de niños.

Por todo ello, un grupo de expertos ha elaborado el programa “Mejorar la Nutrición Infantil: Imperativo alcanzable para el progreso global” en el que han podido confirmar que la clave del éxito contra la desnutrición crónica está en luchar contra ella en los primeros 1000 días desde la concepción. Es decir, centrar la atención de los programas durante el embarazo y en los dos primeros años de vida de los niños.

De esta forma, han puesto en marcha campañas de concienciación con la ayuda de 33 países, instituciones, empresas privadas y de la colaboración anónima de la sociedad civil y que ha permitido llevar la importancia de la nutrición a los colegios; mejorar la alimentación de las mujeres incluso antes de quedarse embarazadas; impulsar la lactancia materna desde las primeras horas de vida y darla en exclusiva a los niños durante los seis primeros meses; facilitar el suministro de vitaminas y minerales adicionales, y mejorar la higiene de los poblados para evitar diarreas agudas y crónicas.

El informe también ha querido destacar el éxito de la implantación de estas sencillas ideas en zonas como el África subsahariana y en el sur de Asia, donde se concentran la mayor parte de los niños con problemas de desnutrición. De hecho, en la India, por ejemplo, el 39% de los niños menores de dos años estuvo a punto de morir “literalmente de hambre” en el periodo 2005-2006 y la cifra se ha reducido al 23% durante 2012, aunque aún queda mucho por hacer. En Etiopía la cifra también ha caído del 57% al 44% y la tasa de mortalidad en niños menores de cinco años también ha caído de 139 muertes por cada 1.000 niños vivos a las 77 por cada 1.000 nacidos, por lo que todos coinciden en que es hora de impulsar un proyecto definitivo “que consiga reducir drásticamente el hambre en el mundo”. De hecho, para Lake, “nuestras evidencias del progresos que se está alcanzando muestran que ahora es el momento de acelerarlo”. Ojalá así sea.

http://elpais.com/sociedad/2013/04/16/actualidad/1366111711_877653.html

Carla G. Ricarte

Aquesta entrada ha esta publicada en Medicina. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s