Música para recordar o una manera de combatir el Alzheimer

El siguiente vídeo muestra cómo a través de una canción varios pacientes de Alzheimer empiezan a sentir cómo la melodía que suena les evoca recuerdos y emociones. El vídeo está realizado por Indagando.tv, una televisión de contenido exclusivamente científico que se transmite a través de internet.

No es de extrañar que la música consiga este efecto. Se ha probado cómo en diversas afecciones la música puede llegar a ser terapéutica. Ya en los años 90, un estudio de la Universidad de California, mostraba ante la opinión pública el llamado efecto Mozart, el cual demuestra que la música clásica puede tener efectos beneficiosos para la salud. Esta investigación consistió en hacer que un número de estudiantes escucharan durante 10 minutos al día la obra de Mozart Sonata para dos pianos en Re mayor. Los resultados indicaron una mejora de más de ocho puntos en las pruebas de inteligencia efectuadas a estos mismos estudiantes una vez concluyó el estudio.

El artículo Música y Neurología, el doctor Manuel Arias, del Servicio de Neurología del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, describe cómo “el procesamiento del lenguaje musical es independiente del lenguaje común”. De alguna manera este hecho ya incita a pensar que, por tanto, al existir diferencias entre el procesamiento de ambos lenguajes, en un enfermo de Alzheimer, quizás también sea diferente el deterioro que sufre cada uno de estos lenguajes. También apunta que la música es un lenguaje que además de comunicar emociones, es capaz de evocarlas y reforzarlas.

Esta capacidad de la música para comunicar, evocar y reforzar emociones es la que vemos claramente en el primer minuto del vídeo mostrado anteriormente. Una canción conocida entre los pacientes es capaz de hacerles recordar, quizás no momentos concretos de su vida –¿quién sabe?–, pero sí emociones que les son familiares.

Otro artículo, Preservation of Musical Memory in Alzheimer’s Disease, publicado en el año 1989 en el Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry de la Universidad de Yeshiva, en Nueva York hablaba de un musicólogo de 82 años con Alzheimer. Este sujeto era capaz de interpretar composiciones para piano que se habían quedado guardadas en su memoria, pero en cambio era incapaz de identificar el compositor o título de la obra que estaba tocando. Además, pese a que la gente que sufre Alzheimer no es capaz de retener nueva información, este sujeto fue capaz de aprender nuevas técnicas como la de lectura espejo.

La música no es la cura al Alzheimer, pero sí parece ser una excelente compañera de viaje. Según el ensayo Music and Alzheimer’s Disease – Assessment and Therapy publicado en el Jorunal of the Royal Society of Medicine, “mientras que el lenguaje común se va deteriorando como consecuencia del déficit cognitivo, las habilidades musicales parecen preservarse”. En este estudio se explica el proceso terapéutico con herramientas musicales en enfermos de Alzheimer.

Son pocos todavía los estudios que combinan la música y Alzheimer, pero los resultados obtenidos hasta ahora parecen sorprendentes. El lenguaje musical marca una diferencia en los procesos cognitivos, y quizás esto dé alguna clave más para hacer más tratable el Alzheimer.

Zulema Sánchez.

Aquesta entrada s'ha publicat en Medicina i etiquetada amb , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s