El voluntariado mejora la salud cardiovascular

La revista médica canadiense JAMA Pediatrics ha publicado un estudio que nos da aún más razones para involucrarnos en actividades de voluntariado. Según este trabajo realizado por investigadores de la Universidad de British Columbia de Vancouver, el voluntariado es bueno para el espíritu, pero también puede serlo para el corazón.

Numeros estudios ya han demostrado que el voluntariado es bueno para la autoestima, la depresión o la ansiedad. Ahora, un nuevo trabajo aporta nuevos resultados que revelan que los adolescentes que emplean parte de su tiempo como voluntarios presentan menos factores de riesgo de padecer problemas cardiovasculares.

La autora del estudio, Hannah Schreier, explica en la revista que el objetivo inicial del estudio era averiguar cómo el trabajo voluntario afectaba la condición física de la persona. Los resultados finales evidenciaron que además mejora la salud cardiovascular.

Los investigadores partieron así de la hipótesis de que involucrar a los jóvenes en actividades altruistas sería beneficioso para su propia salud. Para ello, reunieron a un grupo de unos 50 jóvenes para que colaborasen como voluntarios en distintas escuelas de primaria para jugar o ayudar a los más pequeños en sus tareas. Por otro lado, eligieron a otro grupo de 50 personas de similares características que sirvió como grupo de control y  en el que no había voluntarios.

En el estudio, los investigadores analizaron distintas variables como distintos marcadores de inflamación (como la proteína C reactiva), el índice de masa corporal y los niveles de colesterol en todos los participantes, tanto antes de iniciar el voluntariado como dos meses después de haber empezado. Y los resultados fueron claros. Los jóvenes que empezaron a colaborar como voluntarios tenían mejores niveles de inflamación, colesterol y sobrepeso al poco tiempo de iniciar la actividad.

Según apuntan los investigadores del estudio, “los voluntarios que reportaron mayores aumentos en la empatía, el comportamiento altruista y la salud mental fueron aquellos que conocieron también el nivel más elevado de mejoría de su salud cardiovascular” y por tanto mayor reducción en su riesgo cardiovascular.

Además, los científicos de la Universidad de British Columbia de Vancouver están muy satisfechos con el trabajo y creen que puede acarrear muchos beneficios a largo plazo y tener importantes implicaciones para la salud y el bienestar social: “Si conseguimos que los adolescentes se involucren en actividades de voluntariado, tenemos el potencial de conjugar distintos beneficios tanto entre quienes reciben la ayuda, como entre quienes la prestan“. A pesar de lo conseguido, los investigadores reclaman y creen necesarios más estudios sobre este tema.

María Muñoz

Aquesta entrada ha esta publicada en Medicina. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s