¿En qué piensan los peces?

La genética vuelve a avanzar hacia un conocimiento mayor del cerebro, el gran desconocido. En esta ocasión, los investigadores del Howard Hughes Medical Institute, Phillipp Keller y Misha Ahrens, han conseguido mostrar con imágenes reales la actividad neuronal de un vertebrado. El elegido ha sido el pez cebra (Danio rerio), cuyas larvas son transparentes y facilitan la observación de su funcionamiento.

Desde hace décadas los científicos son capaces de registrar la actividad de una neurona individual. Pero el funcionamiento del cerebro depende del trabajo conjunto de miles o millones de estas neuronas. “Con técnicas convencionales, mostrar 2.000 neuronas a la vez es muy difícil, así que los científicos deben elegir dónde buscar y luego extrapolar”, explica Ahrens. Ahora, no hay que adivinar lo que está pasando, puede verse. La resolución que ofrece la técnica utilizada en el estudio, publicado en la revista Nature, permitirá a los investigadores entender como diferentes regiones del cerebro trabajan juntas.

Optogenética

Gracias a esta técnica, se ha modificado genéticamente las células del pez cebra para que expresen las proteínas verdes fluorescentes (GFP), que se iluminan cuando aumentan las concentraciones de calcio, lo que ocurre cuando se activan las neuronas. El resultado es la captura del 80% de sus neuronas cada 1,3 segundos.

Para observar su sincronización, se creó una especie de mundo virtual en un tubo de ensayo. En su interior, la larva respondía a los estímulos externos provocados por los investigadores.

Pero la técnica tiene sus limitaciones. Se ha utilizado la larva de pez cebra porque es transparente, por lo que los destellos de luz pueden verse con relativa facilidad con la ayuda del instrumental de laboratorio adecuado. Probar la técnica en otros animales es un gran salto, puesto que se necesitaría reactivos ópticos muy sensibles o una ventana craneal, que sólo cubriría una pequeña fracción del cerebro, según Martha Constantine-Pathon, investigadora del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Además, el método se ha probado con el pez cebra, que tiene unas 100.000 neuronas, mientras que el cerebro del ser humano, mucho más desarrollado, tiene unos 85.000 millones.

Davinia Vicente

Aquesta entrada s'ha publicat en Biologia, Medicina i etiquetada amb , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s