Telaraña para sustituir cartílagos defectuosos

Las extraordinarias propiedades de la seda de araña ya quedaron claras hace unas semanas en la clase de ciencia. Sin embargo, la falta de tiempo me impidió mostraros un vídeo muy interesante en el que se ve de forma más clara una aplicación concreta en biomedicina. El biólogo británico Nick Skare, director del laboratorio Oxthor, desarrolló en 2011 la primera prótesis de cartílago para la rodilla con seda de araña sintetizada. Pero lo novedoso de este avance no es sólo la utilidad que tiene para la sociedad, sino que Skare descubrió la forma de producir esta sustancia sin utilizar arañas.

Dos son los principales problemas que encontramos a la hora de reproducir este material en grandes cantidades. En primer lugar, el tipo de animal del que se obtiene. Las arañas son seres salvajes y caníbales, y, por tanto, no aceptarían permanecer encerradas en una granja por mucho tiempo. Terminarían devorándose las unas a las otras. En segundo lugar, la escasez de la producción. A pesar de que la tela de araña es muy fuerte –diez veces superior a la de los aceros más resistentes conocidos– la cantidad que segregan no es suficiente para su comercialización.

Hasta el 2011, la biomimética ha tratado de reproducir los procesos naturales para conseguir calidad y ahorrar energía, pero Nick Skare revolucionó las técnicas. La solución estaba en los gusanos de seda. Según este científico, la clave está en la materia prima y estos animalitos, más fáciles de domar, son capaces de generar cantidades de seda muy superiores a las de las arañas y en mucho menos tiempo. Skare ya tenía el primer paso: la materia prima. Sólo le quedaba convertir la seda de un gusano en una sustancia tan extraordinariamente fuerte como la de la araña. ¿Cómo lo hizo? Las telas están construidas de un tejido orgánico a base de cadenas de proteínas que componen conjuntos de polímeros muy resistentes. Teniendo esto en cuenta, Skaer extrajo las moléculas de seda de los gusanos y las alineó de la misma forma en la que lo haría el arácnido dentro de su abdomen.

¡Voilá! El científico encontró esta nueva fórmula que ha contribuido no sólo a avanzar en la carrera por comercializar esta maravillosa sustancia, sino que también ayudó a mucha gente con problemas en casi cualquier tejido de su cuerpo a tener una mayor calidad de vida. Un caso más que demuestra que la ciencia es progreso.

Vídeo de la primera prótesis de cartílago con tela de araña.

SILVIA SÁNCHEZ GÓMEZ.

Aquesta entrada s'ha publicat en Biologia i etiquetada amb , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s